Conservación Optima

Después de haber envejecido varios años en la bodega, los Champagnes de Vignerons están listos para estar degustados desde el momento de la compra.

Sin embargo, podrán ser conservados durante 2 o 3 años en media (de 5 a 10 años para los millésimes y las Cuvée de Prestige) si se cumplen ciertas condiciones:

– Almacenamiento horizontal para preservar la elasticidad del tapón

– Temperatura ideal de la bodega entre 10 y 14 º

– Oscuridad indispensable para evitar la aparición del “gusto de luz”

– Limpieza

– Humedad (una buena higrometría será alrededor de 80%)

– Ventilación

– Ausencia de vibración

En la ausencia de bodega, las botellas pueden almacenarse en un armario refrigerado o en su embalaje en un sitio fresco.