Poda

Se trata de la primera operación en la viña después de la vendimia. Comienza con la caída de las hojas, y se detiene entre mediados de diciembre y mediados de enero para poder respetar el descanso invernal de las plantas, y puede continuar hasta marzo. La poda asegura la mejor circulación posible de la savia hacia los brotes fructíferos para equilibrar vigor y fertilidad. Da forma a la viña para evitar la acumulación de las hojas, favorecer la fotosíntesis y la aireación de las uvas. Permite controlar la evolución de la viña rejuveneciendo de forma regular las estructuras.

Acto fundamental de los trabajos de la viña, la poda es una operación manual, objeto de una enseñanza y de un arte específicos. En Champagne está reglamentada con gran précision desde 1938.

Los sistemas de poda autorizados en Champagne son:
* la poda Chablis: poda larga sobre brazo largo
* la poda Cordon y Cordon permanente: poda corta sobre largo único
* la poda Guyot: poda larga sobre brazo corto que puede ser simple, doble o asimétrico.
* la poda Vallée de la Marne (únicamente para el meunier): poda larga sobre brazo corto.

Justo después de la poda, a finales de marzo/primeros de abril, tiene lugar el atado; otro proceso manual que consiste en unir los brazos y varas al hilo de soporte para evitar el crecimiento incontrolado de la viña
De esta manera tan disciplinada, la viña emprende su desarrollo y los viticultores comienzan los trabajos en verde